sábado, 31 de mayo de 2008

Las apariencias engañan...

Las apariencias engañan y más de una vez nos llevamos sorpresas. En algunos casos para bien y en otros para mal. Tenemos esa mala costumbre que nos hace inconcientemente y de forma casi instantánea prejuzgar las cosas y personas, conduciéndonos en muchos casos a cometer graves errores. Las apariencias engañan y las cosas no son siempre lo que parecen. Quien no cometió el error de dejarse llevar por las apariencias y cometió un error aun peor del cual es difícil excusarse ya que todos defendemos el hecho de que no hay que dejarse llevar por las apariencias.
Con tan solo una conversación no muy profunda en la mayoría de los casos sacamos conclusiones extraordinarias a cerca de una persona. Nos dejamos guiar por alguna intuición y minutos ya consideramos saber como es una persona.
Las apariencias engañan y no sabemos si para bien o para mal. Sin dudas todos nos llevamos grandes sorpresas, algunas muy gratas y otras no tanto, cuando tenemos la posibilidad de relacionarnos con alguien en alguna situación la cual no es la habitual en la que nos relacionamos. Sin dudas que esto nos puede a ayudar a confirmar nuestras conclusiones a cerca de una persona, o también corremos el riesgo de que nos plantee una gran duda, y no sepamos como es realmente una persona.
Sin dudas que las apariencias engañan en muchas ocasiones y en otras no, pero en mayor o menor medidas todos sacamos conclusiones de las apariencias y si no es asi, Son rachas…

4 comentarios:

Meli dijo...

Y si... las apariencias engañan... y la típica condición humana que nos hace prejuzgar a partir de estas apariencias, valederas o no... y sino son rachas :P
Saludos!

Luciana dijo...

Como siempre señor tan interesantes sus comentarios y conclusiones.
Pero esta vez me detengo en la imagen: ¿¿dice ud. que una mujer angelical es una apariencia que engaña??... Mmm... :)

os cabeças dijo...

Hola.
Obrigada pelo comentário.
Espero que entendo português ao menos como eu entendo un poquito de español.
Hasta

Ave Fenice dijo...

las unicas apariencias que no engañan son las de los niños, transparentes son